La RAE vuelve a rechazar el “todos y todas” y analiza el uso de los emoticonos

De las cuestiones ortográficas a las fonéticas, incluso un capítulo sobre comunicación digital. La Real Academia Española acaba de presentar su primer libro de estilo y lo hace con una tirada de 10.000 ejemplares. El volumen, que se divide en capítulos, estudia las dudas más comunes entre los hispanohablantes, nos regaña por la fonética y nos habla de emoticonos.

El primer capítulo es el de Cuestiones Gramaticales y el primer apéndice habla sobre el género, masculino o femenino, que se debe emplear en los sustantivos. “El género y el sexo no son lo mismo, y esa es una de las consultas más numerosas que nos encontramos”, asegura en rueda de prensa Víctor García de la Concha, coordinador de este proyecto y director honorario de la Real Academia Española.

Tratan así una de las polémicas que se desató cuando la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo les pidió un informe para “adecuar la Constitución a un lenguaje que incluya las mujeres”, a lo que la RAE respondió que lo harían pero siguiendo su doctrina, que ya rechazaba el uso  de “todos y todas” o de “alumnos o alumnas” por considerar que el masculino engloba a ambos géneros. Además, han asegurado que “no habrá sorpresas” en ese informe que se publicará en diciembre.

De la misma manera lo explican en este primer capítulo. “Desde un punto de vista lingüístico, no hay razón para pensar que este género gramatical excluye a las mujeres en tales situaciones”, asegura Darío Villanueva, director de la RAE. Rechazan el desdoblamiento en la mayoría de los casos aunque si que lo aceptan “como muestra de cortesía al empezar un discurso” o en el caso que el desdoblamiento consiga eliminar dudas sobre las personas implicadas. Lo explican con este ejemplo: “Habló de la vida de los reyes y las reinas”. Tampoco consideran válido el uso “de la arroba, la e o la x para hacer referencia a los dos sexos”.

Comunicación digital

La parte más novedosa de este Libro de estilo de la lengua española es la que se ocupa de resolver y explicar dudas sobre la comunicación digital. Hablan de emoticonos, del uso de ‘k’ como que, de si podemos o no usar un asterisco cuando queremos rectificar una falta de ortografía en un mensaje de WhastApp y de la necesidad de la coherencia en el mensaje.

Igualmente, Víctor de la Concha ha hecho hincapié en el uso de las redes sociales. “Ahora enviamos texto junto a imágenes, incluso texto en imágenes a través de Instagram”, ha asegurado y es que uno de los apéndices de este libro está dedicado a los memes recomendando que en ellos “no proliferen en exceso las grafías desviadas o incorrectas y que estas se reserven únicamente para aquellos casos en los que su uso esté realmente justificado”.

Visto en:

CompartirShare on Facebook
Facebook