El periódico «La Razón» nos ha seleccionado como centro educativo de referencia en Canarias

El Colegio Cisneros de Tenerife es uno de los centros educativos de referencia en la Comunidad Canaria gracias a un modelo propio y singular. Hablamos de él con su director, Héctor López Izquierdo.

En el colegio Cisneros Alter, los alumnos empiezan su escolaridad con 3 años, en 1º de Infantil, y acaban con 18, en 2º de Bachillerato.

Periódico La Razón

Creada: 26.01.2024 06:02

¿Cuáles fueron los orígenes del Colegio Cisneros?

A principios de los años 60, a nuestros padres, Antonio López e Inmaculada Izquierdo, se les ocurre la idea –más por necesidad que por vocación– de crear un colegio. Y en 1965 crearon el germen del Colegio Cisneros en un salón de la planta baja de un edificio en los límites de Santa Cruz. A aquella única aula acudían niños de 5 a 10 años que eran atendidos por un solo profesor. Poco a poco, la iniciativa fue creciendo y, tras sucesivos cambios y ampliaciones, se fue configurando el que hoy es uno de los centros de referencia de la isla gracias a una identidad basada en la enseñanza, el respeto de los valores y en la filosofía y práctica de los deportes con todos los beneficios que su práctica conlleva. En los años 90 se incorporó la segunda generación familiar y hoy somos los tres hermanos (Luisi, Tomy y Héctor) quienes dirigimos el colegio.

¿Qué balance hacen de estos años?

Teniendo en cuenta que 7.500 alumnos se han formado en el Colegio Cisneros Alter desde sus inicios, es para estar satisfechos con la trayectoria educativa de todos estos años, incluso habiendo pasado por momentos difíciles. Aun así, somos inconformistas y trabajamos a diario para mejorar esta trayectoria para seguir siendo el colegio referente en Tenerife en calidad educativa, tanto en términos académicos cómo por los valores que aportamos a nuestros alumnos.

El Colegio Cisneros confiere un papel primordial al deporte como elemento educativo desde su fundación.

¿Qué cursos se imparten en el colegio Cisneros?

En el colegio Cisneros Alter, los alumnos empiezan su escolaridad con 3 años, en 1º de Infantil, y acaban con 18, en 2º de Bachillerato, pasando por todos los niveles de Primaria y E.S.O. Hoy contamos con casi 1200 alumnos y más de 100 profesionales educativos dedicados a ellos. Además, disponemos de más de 17.000 m2 de instalaciones académicas y deportivas de todo tipo: aulas, laboratorios, biblioteca, comedor, pabellones deportivos cubiertos, patios al aire libre, gimnasio, rocódromo…

¿Cómo definiría su proyecto educativo?

Si tuviera de que definirlo en unas pocas palabras, diría que educamos desde la mente y el corazón de los alumnos. Bajo el lema de “Valores en movimiento”, hacemos de la actividad deportiva un vehículo de formación integral y de transmisión en valores.

Esa visión se basa en diversos pilares. Uno de ellos es que creemos firmemente en los valores que el deporte infunde en nuestros estudiantes, y estos valores son el núcleo central de nuestra educación. En este sentido, nuestro renombrado club CD Cisneros, con equipos profesionales en competición nacional, es un faro de excelencia a nivel nacional, reconocido por su enfoque profundo en la cultura deportiva.

Un segundo eje es el enfoque de las matemáticas desde la mente del niño. Nuestros alumnos no sólo aprenden matemáticas, sino que las viven como un juego emocionante en el que cada problema matemático es un desafío que puede ser superado con estrategia y perseverancia. Otros ejes de nuestro modelo son el aprendizaje cooperativo, el abordaje de la lecto-escritura de una manera que fomenta la pasión, la comprensión y el avance constante ya desde los cinco años, la orientación a los estudiantes y sus familias o la apuesta por una nutrición equilibrada para el crecimiento y desarrollo de nuestros estudiantes gracias a una cocina propia que permite disfrutar de comidas saludables y frescas de Km 0, diseñadas minuciosamente por un nutricionista especialista.

Disponemos de más de 17.000 m2 de instalaciones académicas y deportivas de todo tipo.

¿De qué manera se contempla la importancia de las lenguas en el centro?

No hay mejor manera de entrenar el inglés que hablar, hablar y hablar en inglés. En lugar de tratarlo como una simple asignatura, en el Colegio Cisneros lo abordamos como un idioma vivo y esencial en la vida de nuestros alumnos, que adquieren el inglés de forma natural y orgánica. De hecho, más del 50% de nuestros estudiantes alcanza hasta el nivel C1 en las pruebas externas, lo que refleja el alto estándar de enseñanza que proporcionamos.

Nuestros profesores nativos de conversación inician este emocionante viaje educativo desde los 3 años y acompañan a nuestros estudiantes en todas las etapas de su desarrollo. La comunicación constante y fluida con ellos refuerza el aprendizaje del idioma, permitiendo que todos nuestros alumnos se entrenen en un ambiente bilingüe continuo.

¿Qué papel juegan las familias en el éxito del colegio Cisneros?

La colaboración entre las familias y el colegio juega un papel fundamental en el éxito educativo de los estudiantes. La importancia de la participación activa de las familias en la educación de los niños no puede sustituirse, pero si le añades una educación de alta calidad y comprometida en el colegio los resultados obtenidos serán extraordinarios.

Para llevarlo a cabo con éxito, en nuestro Centro mantenemos una comunicación continua entre los profesores, tutores y las familias. Esta interacción constante se traduce en una comprensión más profunda de las necesidades individuales de los estudiantes, permitiendo una adaptación más efectiva de las estrategias educativas.

La alineación entre la visión educativa de la escuela y la participación activa de las familias crea un entorno propicio para el aprendizaje y el desarrollo del alumno. Y es que cuando las familias están informadas y comprometidas con la educación de sus hijos, se establece un sólido vínculo que potencia el desarrollo académico y personal de los estudiantes.

La colaboración entre las familias y el colegio juega un papel fundamental en el éxito educativo de los estudiantes.

¿Tiene espacio la innovación en un ámbito como la educación?

Tenemos mucho cuidado en seleccionar las “innovaciones” educativas realmente efectivas en educación, investigando, observando y visitando otros modelos e implementando las que sí están contrastadas y mejoran lo que actualmente tenemos. Huimos de las modas educativas, de las “brujas disfrazadas de hadas”, por no ser la mejor opción para la formación de nuestros alumnos.

¿Cuáles son los retos de futuro del Colegio Cisneros?

Seguir participando activamente en la educación y formación de los niños, en un mundo cada vez menos preocupados por los valores y más por lo material, la individualidad, cada vez más disperso y sedentario para convertirlos en jóvenes implicados, activos y enfocados hacia su futuro y hacia los demás.